Defensoría del Pueblo logra se resuelva problema de regadío a pequeños agricultores

Carta enviada a la cooperativa y a la ANAP

Cinco pequeño agricultores se sienten agradecidos por el apoyo incondicional brindado por la Defensoría del Pueblo en San Juan y Martínez.  Ellos no habían podido iniciar la siembra de tabaco porque la bomba de agua no se reparaba.  El grupo de la Defensoría, Yusniel Pupo Carralero, Yordan Pupo Carralero, Edisbel Forteza González y Sandra Haces Ramos insistió ante la cooperativa y ante la ANAP que se le diera una solución.

Yusniel Pupo Carralero, también presidente del Comité de Campesinos Libres del CID  envió una carta a la ANAP municipal (Asociación Nacional de Agricultores Pequeños) exponiendo el problema que presentaban cinco campesinos de la Cooperativa “Rigoberto Fuentes” de dicho municipio, los cuales no habían comenzado con la siembra por la rotura que sufría el motor de regadío que necesitaban para la siembra de tabaco y otros productos.

“El problema consiste que el motor de regadío que sirve para abastecer de agua a más de una caballería (13.42 hectáreas) de tierras divididas en cinco fincas propiedad de estos campesinos, se encuentra roto desde hace más de cuatro meses y hasta el momento la dirección de dicha cooperativa, en conjunto con la dirección de la empresa estatal de tabaco ‘Hermanos Saiz’, no le han dado solución al problema. Los campesinos perjudicados lo hemos venido planteando en cada asamblea de la cooperativa, y la respuesta que hemos obtenido es que no hay piezas de repuestos ni tampoco existe un motor nuevo para su reposición”, decía la misiva fechada del 30 de octubre.

A partir de este reclamo se presentó en la cooperativa una junta compuesta por directivos de la empresa de TabaCuba municipal y se reunió con los cinco campesinos afectados y la junta directiva de dicha cooperativa. En esta oportunidad, se les informó que se estaba trabajando para darle una solución lo antes posible al problema. Más tarde, en la mañana del 15 de enero, se presentaron los mecánicos del taller de hidráulica de dicha empresa y repusieron el motor roto por uno reparado en óptimas condiciones.

La Defensoría del Pueblo trabaja en forma constante en todas las delegaciones del CID en la Isla reclamando y defendiendo los derechos de los cubanos ante las injusticias y los atropellos del gobierno y sus funcionarios.

Por Rolando Pupo Carralero, presidente nacional del CID

Deje su comentario