Honran a José Martí en Antillas

Por | 2018-01-31T15:39:10+00:00 31 enero, 2018|CID, Cultura, Historia|Sin comentarios

Esber Rafael Ramírez Argota, Jesús Guerra Hastie, José Cañete Sosa y Braulio Hastie Castañe, dirigentes del CID en Antillas, realizaron este domingo 28 de enero una actividad en homenaje al natalicio de José Martí, héroe nacional que ofrendó su vida en aras de nuestra libertad.

Todos los defensores de derechos humanos en la isla siempre han luchado por los ideales de José Martí, recordándolo como se merece. Martí defendió un concepto de revolución que iba mucho más allá de lograr la independencia de España. Para Martí revolución era un esfuerzo consciente por construir una sociedad donde la solidaridad y la justicia fueran sus objetivos principales. Por estas razones su prédica estaba desprovista de odio y de resentimiento, especialmente del odio de clases que utilizaron los Castro para justificar su fracasada dictadura.

Martí define claramente el papel de los gobernantes en su república solidaria y justa:

“El gobierno ha de nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser el del país. La forma de gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país. El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país”.

Los castro comunistas intentaron apropiarse de José Martí en un acto de secuestro intelectual porque nadie como él ha representado la aspiración de generaciones de cubanos en su afán de alcanzar una patria “con todos y para el bien de todos”.  Pensamiento que rechaza la violencia con que Marx y Lenin justificaban los medios brutales para lograr su utópico y nunca alcanzado comunismo.

Un pensamiento claro de Martí fue que consideró que el primer requisito para gobernar a un país es el conocimiento de los diferentes elementos de cada pueblo, las fuentes de riqueza y la producción natural de cada país, la disposición de las necesidades materiales y espirituales de sus habitantes. El segundo requisito es abstenerse de intentar gobernar con leyes, constituciones o sistemas políticos de países completamente diferentes.

Los miembros del CID vivimos con nuestra práctica diaria el pensamiento martiano: “pensar es servir,” y la “vida… misterio sereno de justicia”, es decir, amor, solidaridad, virtud y deber…”

¡La lucha continua!  ¡Viva Cuba Libre!

Deje su comentario